¿Son saludables los alimentos liofilizados?

Este método de conservación permite guardar alimentos sin perder nutrientes durante una temporada larga, y hacerlos más ligeros y poco voluminosos, además de facilitar su preparación y consumo. Pero ¿es oro todo lo que reluce?

¿Qué significa que un alimento esté liofilizado?

La liofilización es un proceso de conservación de los alimentos en el que se congela y se descongela el alimento pasando por el vacío y a presión atmosférica baja. El resultado es un alimento similar al deshidratado, sin agua, que se puede conservar durante mucho tiempo.

¿Liofilizado o deshidratado?

Las frutas y verduras liofilizadas se mantienen intactas hasta doce meses en un espacio fresco y seco (sin sacarlas del envase). Como no hay agua ni humedad, los patógenos no pueden desarrollarse. En el caso de la deshidratación, en cambio, no se termina de sacar del todo el total del agua y duran menos. Además, la liofilización también permite conservar el sabor original, lo que no se logra con ciertos alimentos deshidratados.

Se trata, sin embargo, de un proceso más largo y costoso, en el que se gasta mucha energía, lo que implica también que el precio final del producto siempre sea más caro.

¿Para qué va bien?

Al principio, la liofilización era un método que se utilizaba para conservar alimentos y complementos para deportes de larga duración, expediciones al mar, montaña o espacio. Actualmente cada vez encontramos más snacks para comer a media mañana o a media tarde en base de fruta o verdura liofilizada. En estos casos, permite conservar intacto el color de los frutos rojos, por ejemplo, que son muy delicados.

Otra ventaja de la liofilización es que genera un producto que pesa muy poco y mantiene el alimento intacto, lo que permite que se pueda llevar encima sin que ocupe mucho espacio ni se estropee. Cuando vamos de excursión, pues, podemos llevar en la mochila comida para una larga temporada sin ir cargados con alimentos enteros ni fiambreras.

Seguro que habéis visto alguna vez bolsas herméticas de un plástico que parece aluminio. Ahora cada vez, hay más variedad de vegetales liofilizados en este tipo de sobres o bolsas: fresas, frutos rojos, calabaza, remolacha, manzana, tomate… Pero también se encuentran muchas veces en polvo (sopas, platos de pasta, carnes, postres, ingredientes para repostería…), e incluso con indicaciones para personas celíacas, intolerantes a la lactosa y vegetarianos.

Más allá de la practicidad y facilidad de uso, es una buena forma también de poder comer fruta y verdura de fuera de temporada que, por necesidades específicas, necesitamos tomar durante todo el año.

¿Se mantiene el alimento al natural?

Lo único que cambia con la liofilización es que el alimento se seca, es decir, que no contiene agua. Por lo tanto, es más duro y más crujiente, pesa menos, pero mantiene el color y los nutrientes, así como el sabor, que es puro. Si os gusta un vegetal en concreto, cuando probéis el mismo alimento liofilizado aún os gustará más, porque se encuentra en estado puro.

La necesidad fisiológica del alimento crujiente

No somos conscientes de lo importante que es la sensación de notar un alimento crujiente en la boca. Eso envía mensajes al cerebro de saciedad y placer, y energéticamente es importante para mantener el equilibrio. Cada comida debería tener un ingrediente crujiente. Si no, ¿por qué nos gustan tanto las chips, el pan crujiente o los cuscurros? No podemos vivir sin crujientes, y los alimentos liofilizados nos aportan más variedad y facilidad que nunca. Se ponen al servicio de nuestra necesidad gustativa y de estilo de vida.

Curiosidad: alimentos que no encontraréis nunca liofilizados:

El melón, la sandía, la lechuga, la rúcula… ya que contienen demasiado agua para poder ser congelados y descongelados y mantenerse en las mismas condiciones.

¿Son saludables?

No es un proceso natural, es manipulado, porque se congela y descongela en cámaras, pero no se añaden conservantes ni se altera el alimento más allá de sacar las moléculas de agua.
Si es saludable, depende de cada alimento o plato: las mezclas de sopas y postres de sobre, los chocolates, las galletas… llenas de aditivos, azúcares, sal… La calidad del producto liofilizado es lo que importa; así pues, no debemos sufrir por la calabaza o la fresa liofilizada.

¿Y qué pasa con la bolsa?

No deja de ser una bolsa o caja de plástico; así que, si añadimos agua caliente (como se hace con los platos preparados para deportes de larga duración o expediciones), liberará componentes tóxicos y alteradores hormonales (bisfenol A) hacia el alimento. Sin embargo, hay algunas marcas –pocas en España– que preparan liofilizados en bolsas sin aluminio y ecológicas, e incluso en envases de cristal.

Fuente: https://soycomocomo.es/abc/son-saludables-los-alimentos-liofilizados

Los alimentos para las personas no son buenos para su mascota

Si considera al perro de la familia, pues, como de la familia y no duda en arrojarle un trozo de su plato de vez en cuando, tenga cuidado. Algunos alimentos destinados para consumo humano pueden ser peligrosos, e incluso mortales, para su perro.

¿En qué sentido son las personas y los animales diferentes en lo que se refiere a la comida?

Según la Dra. Carmela Stamper, D.V.M., veterinaria de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), el organismo de un animal procesa la comida de manera muy diferente. “Nuestro cuerpo puede metabolizar alimentos u otras sustancias químicas que el de un perro no puede tolerar”, aclara.

Y aunque a veces las personas pueden tener reacciones alérgicas graves a los alimentos, es diferente para los perros. “Las alergias en los animales tienden a manifestarse más en la forma de problemas de la piel o del oído”, explica.

Es más, puede que un alimento le haga daño a un perro y no a otro. Esto depende de varios factores, entre ellos la composición genética y el tamaño del animal, así como la cantidad que coma. “Un labrador adulto que consuma una barra de chocolate oscuro puede no presentar ningún problema”, señala, en tanto que un Chihuahua puede enfermar de peligro.

¿Qué alimentos encabezan la lista?

“En el verano, tenga especial cuidado con la comida de los días de campo y las parrilladas”, advierte la Dra. Stamper. Entre los alimentos de los que desea privar a su perro están:

La carne cruda, que puede contener E. coli, Salmonella y otras bacterias perjudiciales. Si está preparando hamburguesas, o sacando bistecs y pechugas de pollo para la parrillada, por ejemplo, asegúrese de que estén totalmente fuera del alcance de sus maestros de la sustracción; usted no les hace ningún favor al arrojarles uno o dos trozos. “La inocuidad de los alimentos es importante tanto para usted y como para su mascota”, indica la Dra.

Stamper. No manipule carne cruda para luego darle una golosina a su perro, a menos que se haya lavado las manos primero. Y recuerde que también pasa al revés. “Las personas pueden enfermarse después de manipular comida para perro contaminada, no lavarse las manos y luego usarlas para comer un sándwich o una rebanada de pizza”, señala la Dra. Stamper.

Las uvas, las pasas y las grosellas pueden causar insuficiencia renal en algunos perros. La Dra. Stamper aclara que no todos los perros se ven afectados, pero si cree estar dándole un bocadillo saludable a su perro, podría estar desastrosamente equivocado. Pero, ¿qué hay de las demás frutas? Por ejemplo, ¿pueden los perros comer manzanas y plátanos o guineos? La Dra. Stamper dice que sí; sólo asegúrese de, en el caso de las manzanas, no darle a su perro el corazón ni las semillas.

Los alimentos fritos y grasosos no sólo pueden causarle a su perro un dolor de estómago, sino también una enfermedad potencialmente mortal llamada pancreatitis. Incluso si su perro se está comiendo el pollo frito con los ojos, resista la tentación de darle a masticar una pieza.

Los alimentos enmohecidos no son algo que usted le serviría a su familia, y su perro tampoco debe comerlos. Si tira las cortezas de queso enmohecidas o los bollos de hamburguesa a la basura, asegúrese de que su perro no pueda luego encontrarlos. Asimismo, si tiene una pila de abono y es el primer lugar hacia el que su perro se dirige, asegúrese de que los restos mohosos estén fuera de su alcance.

Las cebollas, el ajo y los cebollines o cebolletas (también en su presentación en polvo) pueden ser perjudiciales para su perro, sobre todo en grandes cantidades. Si le pone mucha cebolla y ajo en polvo a su salsa o a los frijoles, no deje que su perro se coma las sobras.

Los bocadillos salados, en grandes cantidades, también pueden causarle problemas a su perro. “Darle una patata frita o un pretzel ocasional probablemente no haga daño”, explica la
Dra. Stamper, pero si su perro se hace de la bolsa entera, podría ponerse muy enfermo. Asegúrese de que su perro tenga acceso a abundante agua en todo momento, sobre todo si le gustan los bocadillos salados.

Otros dos ingredientes que su perro debe evitar

Las nueces macadamias pueden ser muy perjudiciales para los perros. Si está degustando unas galletas de macadamia con chispas de chocolate blanco, asegúrese de que permanezcan en la cesta del día de campo y fuera del alcance de su perro.

Por último, muchos de quienes tienen un perro saben que el chocolate es malo para su mascota, pero tal vez desconozcan que el xilitol, un sustituto del azúcar utilizado en muchos productos sin azúcar, puede ser mortal para ella. El xilitol está presente en gomas de mascar, dulces, productos orales, y algunas cremas de maní o de diferentes nueces que no contienen azúcar. “Si le da a su perro las pastillas cubiertas con crema de maní o pone ésta en los recovecos de sus juguetes para mascar, asegúrese de consultar la lista de ingredientes para verificar que no contenga xilitol”, recomienda la Dra. Stamper.

Una advertencia en cuanto a los gatos

¿Por qué prestarles toda la atención a los perros? La Dra. Stamper explica que los gatos son mucho más melindrosos que los perros con la comida, y no suelen tener problemas por comer cosas que les hacen daño. Sin embargo, añade, los gatos son muy sensibles a la cebolla y al ajo tanto frescos como en polvo, así que asegúrese de que el suyo no tenga oportunidad de comer alimentos elaborados con estos ingredientes.

Fuente: https://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ConsumerUpdatesEnEspanol/ucm570899.htm

El consumo de altos niveles de azúcar se relaciona con una peor salud mental

Los hombres tienen mayor riesgo de padecer ansiedad o depresión si consumen altos niveles de azúcar.

Los expertos reclaman el establecimiento de un impuesto que grave la ingesta de bebidas azucaradas para frenar su consumo en aumento y los problemas de salud relacionados.

Los hombres que ingieren altos niveles de azúcar a través del consumo de dulces y de bebidas refrescantes tienen un mayor riesgo de padecer a largo plazo problemas de salud mental, como ansiedad o depresión, en comparación con aquellos que toman una menor cantidad de azúcar en su dieta. El trabajo, publicado en la revista Scientific Reports, también muestra que el hecho de padecer un determinado trastorno de comportamiento no se relaciona con un mayor consumo de azúcar.

La investigación analizó los datos recogidos de 8.807 hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 39 y los 83 años, una información procedente del estudio de cohortes Whitehall II. El equipo de Anika Knüppel, del Instituto de Epidemiología y Salud del University College de Londres, determinó el consumo de azúcar y la prevalencia e incidencia de trastornos mentales en más de 5.000 hombres y 2.000 mujeres de Reino Unido entre 1983 y 2013. Hasta la fecha pocos estudios habían investigado la relación de la ingesta de azúcar con problemas como la ansiedad o la depresión, por lo que los científicos decidieron determinar si efectivamente podría darse una relación de causalidad.

Si las personas con ansiedad y/o depresión tienden a consumir más alimentos y bebidas azucaradas, esta podría ser la razón real que explicase la asociación entre la ingesta de carbohidratos y una peor salud mental. Sin embargo, los investigadores no encontraron evidencias de que los individuos con este tipo de problemas tendieran a consumir más azúcar, por lo que la evidencia contraria, es decir, que el exceso de azúcar se relaciona con un mayor riesgo de padecer estos trastornos, aumentaría. La investigación determinó que los hombres que tomaban más de 67 gramos a diario tenían un 23% más de riesgo de sufrir problemas mentales cinco años después, independientemente de otros factores asociados con la dieta o con parámetros sociodemográficos, en comparación con los varones que ingerían menos de 39,5 gramos diarios.

El estudio también señala que los hombres y las mujeres con problemas de salud mental que consumen una gran cantidad de azúcar también tenían un mayor riesgo de recaer en una depresión a largo plazo, en comparación con aquellos individuos que tomaban menos carbohidratos. Sin embargo, los científicos dicen que este resultado no fue independiente de otras cuestiones relacionadas con la dieta o los factores sociodemográficos. En Reino Unido, según un comunicado de la institución, las personas consumen de media 68,4 gramos de azúcar añadido, un 75% procedente de alimentos y de bebidas azucaradas. “Las dietas ricas en altos niveles de azúcar tienen consecuencias en nuestra salud, pero nuestro estudio muestra que podría haber también una relación entre el consumo de azúcar y los problemas de salud mental, en especial en hombres”, comenta Knüppel.

Los investigadores postulan diversos mecanismos biológicos que podrían estar detrás de esta relación, como que un exceso de azúcar induciría una mayor producción de insulina que a su vez afectaría a los niveles hormonales o que se podrían alterar los marcadores inflamatorios que circulan en sangre. Según Anika Knüppel, “hay numerosos factores que influyen en la aparición de estos trastornos, una dieta donde se ingieren bebidas y alimentos azucarados podría ser la gota que colma el vaso”. Los científicos no saben por qué no han encontrado una asociación entre la ingesta de azúcar y los problemas de salud mental en mujeres, por lo que resaltan que se necesitan más estudios con muestras amplias que evalúen los posibles efectos depresores del azúcar.

Un problema cada vez más grave para la salud pública

“Existe una evidencia creciente de los perjuicios que tiene el azúcar sobre la salud. Nuestro trabajo sugiere que hay un efecto adicional sobre la salud mental. Este resultado apoya la evidencia para las acciones políticas como el nuevo impuesto al azúcar en Reino Unido, algo que no se está haciendo en otros países europeos”, sostiene Anika Knüppel. Durante décadas se ha creído que los dulces inducían sensaciones positivas a corto plazo, por lo que muchas personas toman alimentos o bebidas ricos en carbohidratos para aliviar esas emociones negativas. Sin embargo, el estudio publicado en Scientific Reports, aunque cuenta con una evidencia limitada, señala que en realidad este tipo de productos provocan un efecto contrario sobre la salud mental a largo plazo.

“Nuestros resultados ofrecen una evidencia más de que debemos evitar el consumo de alimentos y bebidas azucaradas. El nuevo impuesto sobre las bebidas refrescantes, que se establecerá a partir de abril de 2018 [en Reino Unido], es un paso en la buena dirección”, sostiene Eric Brunner, catedrático del Instituto de Epidemiología y Salud del University College de Londres. La Organización Mundial de la Salud ha pedido de forma reiterada gravar el consumo de las bebidas refrescantes, una medida que también han solicitado los expertos en España a pesar de las presiones de la industria, también a nivel europeo. Aunque se necesitan más estudios para replicar las conclusiones obtenidas, el trabajo publicado hoy añade una nueva evidencia acerca de los peligros del azúcar en exceso en nuestra dieta diaria.

Fuente: https://hipertextual.com/2017/07/azucar-salud-mental-hombres

El exceso de azúcar aumenta el riesgo de padecer cáncer

Un estudio de la Universidad de Texas advierte de que el consumo excesivo de azúcar contribuye a aumentar el riesgo de cáncer de mama y de metástasis a los pulmones. Los expertos destacan la importancia de identificar los factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad.

Las altas cantidades de azúcar que se consumen en la dieta occidental podrían aumentar el riesgo de cáncer de mama y de metástasis a los pulmones, según un nuevo estudio de la Universidad de Texas.

Para los expertos, una de las prioridades en el ámbito de la salud pública en los países occidentales debería ser la identificación de los factores de riesgo para el desarrollo de cáncer.

Además, los autores del estudio afirman que el consumo per cápita de azúcar se ha incrementado enormemente en EEUU en los últimos años, y que el aumento en el consumo de bebidas azucaradas se ha identificado como un importante contribuyente a la epidemia de la obesidad y al aumento de enfermedades del corazón y de cáncer en todo el mundo.

En concreto, los investigadores estudiaron el impacto del azúcar en el desarrollo de tumores en la glándula mamaria en modelos animales, así como los mecanismos involucrados en el desarrollo de dichos cánceres, en concreto en una vía de señalización enzimática conocida como 12-LOX (12-lipoxigenasa).

“Hemos encontrado que la fructosa, que se encuentra en el azúcar de mesa, así como en el jarabe de maíz alto en fructosa, omnipresente dentro de nuestro sistema alimentario, fue la principal responsable de facilitar la metástasis de pulmón y la producción del ácido graso 12-HETE, relacionado con la actividad de la enzima 12-LOX”, explica Peiying Yang, uno de los autores.

El equipo de científicos realizó cuatro experimentos diferentes en lo que comparaban el efecto de varias dietas sobre el desarrollo de cáncer en ratones de laboratorio. Los resultados revelaron que más del 50% de los ratones que habían sido sometidos a dietas enriquecidas de sacarosa presentaban tumores mamarios.

Además, las metástasis pulmonares fueron mayores en los animales que siguieron dietas enriquecidas en sacarosa o fructosa con respecto a dietas control con almidón.

“Nuestro trabajo sugiere que la sacarosa y la fructosa de la dieta indujeron la producción de 12-LOX y 12-HETE en las células tumorales mamarias”, explica Lorenzo Cohen, otro de los participantes en el estudio.

“Esto indica una posible ruta de señalización celular responsable del crecimiento de los tumores.

Lo que queda por revelar es de qué forma la sacarosa y la fructosa participan en este proceso, y si lo hacen a través de un efecto directo o indirecto”, indica Yang.

El trabajo se ha publicado en la revista médica Cáncer Research.

Wilbur Scoville, la persona más “picante” del mundo

No hay pregunta más comprometida en el mundo entero que si algo pica. Y es comprometida porque tiene un carácter subjetivo difícil de compatibilizar con la evidencia de que sí, hay cosas que pican como el mismo demonio.

Sin ir más lejos, en 2007, el Naga Jolokia, con 1.040.020 shus, se coronó como el chile más picante del mundo. Fue de derrocado, en 2010, por el Viper Naga (1.359.000 shus) y este, a su vez, por el Trinidad Scorpion Butch T (1.463.700 shus). A día de hoy, el rey de los picantes es Carolina Reaperque con 2.220.000 shus se coronó rey del picante el 7 de agosto de 2013.

La persona que se decidió a “objetivizar” el picor de las cosas fue precisamente Wilbur L. Scoville de cuyo nacimiento se cumplen hoy 150 años y al que se la ha dedicado el doodle de hoy. ¿Cómo un farmaceútico de Connecticut, autor de uno de los grandes manuales clásicos de farmacología, acabó siendo conocido gracias a las salsas picantes?

¿Medir el picante?

Aunque medir el grado de picante de la sustancias puede parecer algo trivial, a nivel farmacéutico era algo realmente muy importante: la capsaicina (el ‘principio activo’ del picante) tiene importantes aplicaciones contra el dolor en distintas afecciones y durante mucho tiempo se prepararon cremas y lociones de uso tópico con efecto ‘analgésico’.

El problema es que localizarla no sólo era difícil sino muy poco preciso.

Scoville dedicó muchos años a tratar de encontrar reactivos que permitieran detectar el nivel de capsaicina de las cosas picantes. Pero no consiguió ninguna sustancia lo suficientemente sensible como para ofrecer suficiente precisión con los niveles de capsaicina habituales en los alimentos.

Así que en 1912, concluyó que el mejor instrumento del mundo mundial para evaluar el picor era la lengua.

El método era sencillo: se prepara una extracto de la capsaicina (una disolución en alcohol) de cada variedad de pimiento y se le va añadiendo una preparación de agua azucarada hasta que el picante ya no puede ser detectado por el comité de cata. Es precisamente el grado de disolución del extracto el que se usa como medida en la escala.

Más de un siglo después, los shus, las unidades de Scoville, siguen siendo la referencia internacional en picante.

Tanto es así que aunque hoy en día ya tenemos técnicas más sensibles que el gusto humano como la cromatografía líquida de alta eficacia (HPLC) que da sus resultados en otras unidades, la industria convierte las ASTAs en SHUs de forma genérica.

A menudo, tendemos a pensar que la ciencia se ocupa de problemas muy complejos y alejados de la realidad, pero la historia de Wilbur Scoville muestra el mundo está lleno de problemas que por parecernos triviales tienen un enorme impacto a nivel social y económico.

¡No podrás creer lo que sucede cuando comes dos plátanos al día!

La mayoría de las personas no llevan la mejor dieta, como resultado, vemos casos de enfermedades del corazón, cáncer, deficiencias nutricionales, diabetes y otros trastornos que van  aumento.

Puede ser difícil comer saludable todo el tiempo, pero hay una comida que simplemente debes de comer todos los días: el plátano.

De hecho los plátanos son más saludables que las manzanas y las peras, ya que tienen  el doble de carbohidratos, tres veces la cantidad de fósforo, cuatro veces más cantidad de proteínas, y cinco veces más vitamina A y hierro.

Los plátanos también  son útiles en el tratamiento de numerosas dolencias, son conocidos por ayudar o sanar completamente úlceras, anemia, presión arterial alta, acidez estomacal, depresión, estreñimiento, y en algunos casos, de ansiedad.

También pueden aliviar los síntomas premenstruales, resacas, y pueden agudizar tu mente.

Desvelado el primer mapa epigenético del trigo surgen varias preguntas: ¿qué implicaciones tiene? ¿Cómo podremos usarlo en nuestro beneficio? Vamos a explicar en qué consiste la epigenética y otras cuestiones.

Por primera vez en nuestra historia, un grupo de investigadores ha desvelado elmapa epigenético del el trigo. Vale, ¿pero qué implicaciones tiene esto? ¿Qué es y para que sirve la epigenética? Las aplicaciones prácticas de este hallazgo pueden resultar impresionantes. Solo hay que orientarlas adecuadamente.

Además, nos permitirá entender mucho mejor la manera de funcionar de nuestros mecanismos genéticos. Por no decir que nos permitirá mejorar las diversas variedades de trigo. Y todos sin modificar un solo gen, es decir, que no serían, técnicamente, organismo modificados genéticamente (una palabra que todavía causa pavor entre algunas personas).

Pero comencemos por el principio en este complicado tema.

¿Qué es la epigenética?

Para poder comprender las implicaciones, primero hay que entender qué es la epigenética. Esta rama de la genética estudia unos factores que no modifican directamente los genes de los seres vivos, sino su expresión. Imaginemos una cadena de ADN. Es como un código muy largo que codifica lo que somos: el color de nuestros ojos, cuánto pelo tenemos, si no sienta mal una comida…

Bien. A la información que contiene el ADN lo llamamos genotipo. Sin embargo, la expresión de esa información puede variar. Esto se debe a que existen genes que son más “poderosos” que otros (llamados dominantes) o algunos que solo se expresan bajo ciertas condiciones. A esta expresión se le llama fenotipo.

Así, el genotipo siempre, siempre, siempre contiene la misma información (a no ser que hayan mutaciones o se cambie el genoma, que es el caso de los OGM). Pero con un mismo genotipo se pueden observar características distintas, es decir, varios fenotipos. Así, existen animales que cambian el pelaje durante el invierno, por ejemplo. O incluso con la edad, cambia la manera que tiene de reaccionar nuestro cuerpo. Todo esto es el fenotipo, porque la información genética seguirá siendo siempre la misma hasta que muramos.

Así, como decíamos, la epigenética estudia estos factores que se encargan de producir diferentes expresiones (fenotipos) sin que varíe para nada el genotipo (la información codificada). Entre estos factores existe un mecanismo principal para silenciar o activar la expresión: la metilación. Este proceso consiste en colocar una cola de metilo, es decir, una molécula, que sirve como “capuchón”. De esta manera, las enzimas y proteínas encargadas de leer el material codificado para expresarlo no pueden llegar hasta el lugar y el gen se silencia. Esto es, grosso modo, lo que estudia la epigenética.

El primer mapa epigenético del trigo

Ahora bien, ¿por qué es tan importante este primer mapa epigenético del trigo? Muy sencillo. Desde hace ya tiempo comenzamos a comprender que para mejorar genéticamente algo no necesitamos modificar por entero su ADN. Este proceso da como resultado un OGM, las siglas de un organismo modificado genéticamente. Estas modificaciones son costosas, difíciles, laboriosas e irreversibles.

Sin embargo, ¿y si podemos conseguir el mismo efecto con solo administrar una sustancia o unas propiedades físicas? Sí, efectivamente, la epigenética muestra que las propiedades que se expresa se deben en gran medida a los factores externos como la temperatura o los nutrientes.

Así, este mapa, esclarecido por los investigadores de la Universidad de Liverpool, permite entender mucho mejor las relaciones que existen entre los agentes externos y la expresión del fenotipo del trigo. Esto permitirá diseñar tratamientos o sustancias que modifiquen la productividad, resistencia o, incluso otras propiedades de esta planta. Pero, es más, también nos permite estudiar mucho mejor cómo funciona la epigenética, ya que es una rama todavía muy nueva y con muchos vacíos. Debemos trabajar mucho más en ella para comprender las implicaciones que tiene, muchas de las cuales desafían lo que sabíamos sobre genética clásica.

Pero ¿serían OGM?

Imaginemos por un momento la aplicación práctica, más allá de cuestiones teóricas. Si una empresa desarrollara un trigo más resistente sin que existiese por ello una modificación en su ADN, ¿estaríamos ante un OGM? No. Porque, como bien hemos dicho, no existe modificación genética alguna, sino fenotípica. La epigenética solo estudia los factores que regulan la expresión y no el contenido a expresar (grosso modo). Por tanto, estos cultivos estaría fuera de la legislación que regula los OGMs. Esto es importante a nivel comercial y legal.

Porque sinceramente, los OGM son organismos, como hemos dicho muchas veces, probados y reconocidos como seguros. Es más, algunos son cotidianos (y mucha gente no lo sabe). Pero independientemente de eso, la cuestión en este caso es más práctica y legal que otra cosa. En cualquier caso, este primer mapa epigenético del trigo permitirá avanzar mucho más en el estudio de esta increíble rama de la biología. Una disciplina que se muestra increíblemente útil e importante.

Y que nos descubre secretos de la biología que jamás hubiéramos pensado en encontrar.

La miel de Tabasco tiene mayor potencial antioxidante que las extranjeras

El investigador del Colegio de Posgraduados de Tabasco, Juan Manuel Zaldívar Cruz, destacó que los mexicanos consumen menos de 400 gramos de miel al año por persona, que es poco volumen, mientras Tabasco es el vigésimo noveno productor en el país.

El investigador del Colegio de Posgraduados de Tabasco, Juan Manuel Zaldívar Cruz, señaló que de acuerdo al perfil de antioxidantes en las mieles tabasqueñas, resultaron con mayor contenido de fenoles que otras europeas, asiáticas y africanas.

El especialista expuso que tras dos años de investigaciones y con base en muestras de las distintas regiones del estado, aplicado en medicinas, los jarabes de miel resultantes tendrán mayor potencial de antioxidantes, lo cual tiene relación con el tipo de polen y floración.

En entrevista con Notimex, apuntó que las mieles de las regiones de Centro y La Chontalpa resultaron ser las de mayor concentración de fenoles y flavonoides; “son mejores para consumir si queremos ayudar a reducir radicales libres en nuestras células”, señaló.

Detalló que: Comentó que el estudio es para darle valor agregado a las mieles de Tabasco, caracterizada a base del tipo de polen, y clasificarlas en multi-florales o mono-florales.

Dijo que el perfil antioxidante se elaboró con el Tecnológico de Mérida y con el Campus Córdova del Colegio de Posgraduados, mediante el área de ciencia de alimentos e ingeniería.

Mencionó que el estudio es parte de la tesis de maestría de una alumna y será publicado en un artículo científico indexado, porque es el primer reporte de perfil de antioxidantes de las mieles de Tabasco.

“Hay pocos reportes sobre las mieles mexicanas. Los hay de las europeas, asiáticas y otros, pero es poco el estudio sobre el polen, el perfil sensorial, microbiológicas o de perfil antioxidante”, apuntó.

Una miel con más fenoles, dijo, influye en las propiedades medicinales para elaborar jarabes para la tos o para la cura de heridas, “tenemos el perfil de antioxidantes, el siguiente paso es probar las mieles contra bacterias u otras cosas”.

Zaldívar Cruz añadió que el cambio climático afecta la época de floración, por eso cada año se busca tener el perfil del polen y saber cómo se ha desplazado.

Explicó que las mieles mono-florales tienen un mayor valor en el mercado extranjero, por el hecho de tener un solo polen que le da características sensoriales.

En Europa, dijo, hay mieles de polen de tomillo, lavanda, romero, eucalipto o de azahar, con olores y ligeros sabores a esas flores.

Comparó que 350 gramos de miel con etiqueta mono-floral cuesta unos ocho euros, mientras un litro de miel multi-floral en México cuesta entre 100 y 140 pesos.

En el caso de Tabasco, apuntó que en los huertos de coco se pueden poner apiarios para conseguir unas mil mono-floral, pero habría que concientizar a los consumidores a pagar más por esa característica.

En este sentido, dijo que la investigación puede ayudar a los productores, porque puede detectar una planta endémica en una zona para la producción de miel.

“Se puede ayudar a programar la reforestación con especies apícolas, conociendo qué plantas visitan las abejas y cuidar que las mieles que se produzcan sea de la misma especie. También buscábamos mieles de denominación de origen geográfico botánico, como en la península de Yucatán”, señaló.

De igual manera, abundó que se tiene ya el perfil de colores de las mieles de Tabasco, pues el consumidor lo primero que se fija en un alimento es en el color y de ahí se dicta su preferencia.

En este sentido, dijo que está comprobado que mientras más oscura está la miel, se incrementa la actividad antioxidante.

Zaldívar Cruz expuso que forma parte del Comité Sistema Producto Apícola de Tabasco, por lo cual se realizan talleres con los productores para entregarles la información y mejorar la práctica de producción y manufactura de la miel, así como de su inocuidad.

Cultivada desde la época de los romanos, la rúcula es originaria de la región mediterránea.

La rúcula previene el cáncer

Estudios recientes han sugerido que los compuestos que contienen azufre (es decir, de sulforafano) que dan a las verduras crucíferas ese sabor un poco amargo son también los que les aportan su poder para combatir el cáncer (tanto de esófago, próstata, páncreas o melanoma). Y es que este compuesto puede inhibir la enzima histona desacetilasa (HDAC), involucrada en la progresión de las células cancerosas. Aparte de la rúcula, el brócoli, la coliflor, los nabos o las coles también poseen estas propiedades.

La rúcula previene la osteoporosis

La rúcula o rúgula se cultiva desde la época de los romanos y a pesar de ser una de las crucíferas menos reconocidas proporciona muchos de los beneficios que las verduras más conocidas y nutritivas como el brócoli o las coles de Bruselas. Diversas investigaciones ya han puesto de manifiesto que la baja ingesta de vitamina K ha sido asociada con un mayor riesgo de fractura ósea y la rúcula también contribuye a aportar nuestra dosis necesaria de calcio diario.

La rúcula ayuda a gestionar la diabetes

Las verduras de hoja verde como la rúcula contienen un antioxidante conocido como ácido alfa-lipoico que reduce los niveles de glucosa en sangre y aumenta la sensibilidad a la insulina en pacientes con diabetes. Estudios internacionales sobre ácido alfa-lipoico también han demostrado disminuciones en la neuropatía periférica o neuropatía autonómica en las personas diabéticas.

La rúcula ayuda a perder peso

La rúcula posee muchos nutrientes con pocas calorías. Su ingesta nos ayuda a una mejor digestión; gracias a su alto contenido en fibra promueve el tránsito intestinal y también nos provoca sensación de saciedad, por lo que es una herramienta perfecta para el control de peso gracias a unos componentes muy saludables. No en vano la rúcula se encuentra entre los 20 mejores alimentos en el Índice ANDI (Indice de Densidad Nutricional).

Propiedades de la rúcula

De acuerdo con la Base de Datos de Nutrientes de Estados Unidos, la USDA, unos 40 gramos de rúcula tienen aproximadamente 10 calorías con: 1 gramo de proteína, 0,3 gramos de grasa y 1.5 gramos de carbohidratos (incluyendo 0,6 gramos de fibra y 0,8 gramos de azúcar). Así, tomar 40 gramos de rúcula al día nos proporcionarán el 20% de la vitamina A, más del 50% de la vitamina K y el 8% de vitamina C, ácido fólico y calcio que necesitamos en un día.

Enfermedad cardiovascular

El consumo de tofu o queso de soja es una alternativa excelente a la proteína animal, ya que disminuye los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), que a su vez disminuye el riesgo de la aterosclerosis y la presión arterial alta.

Daño hepático

Muchos estudios han demostrado que cualquier variedad de tofu es beneficiosa para prevenir el daño hepático causado por los radicales libres.

Enfermedades cerebrales relacionadas con la edad

Según los resultados epidemiológicos a nivel geográfico, los expertos han observado que las poblaciones que consumen mayores cantidades de tofu o soja en general, tienen menos incidencia de trastornos mentales relacionados con la edad.

Contra el cáncer

La genisteína, la isoflavona predominante en la soja, contiene propiedades antioxidantes que inhiben el crecimiento de las células del cáncer. El consumo moderado de alimentos ricos en soja, como el tofu, ni aumentan el crecimiento de un tumor ni el riesgo de desarrollar cáncer; más bien todo lo contrario. Este alimento (por ejemplo 10 miligramos de tofu al día) pueden disminuir la recurrencia del cáncer de mapa en un 25%.

Diabetes tipo 2

Las personas que sufren de diabetes tipo 2 suelen experimentar enfermedad renal, causando que el cuerpo excrete una cantidad excesiva de proteína en la orina. Diversos estudios ya han validado que consumir proteína de soja en vez de proteína animal provocaba que las personas con diabetes 2 expulsaran menos proteínas a través de la orina.

Osteoporosis

Las isoflavonas de soja tienen la propiedad de disminuir la pérdida ósea y aumentar la densidad mineral ósea durante la menopausia. También es un buen aliado para reducir otros síntomas de la menopausia.

Otros beneficios

Innumerables estudios han sugerido que el aumento del consumo de alimentos de origen vegetal como el tofu, disminuyen: el riesgo de obesidad y mortalidad general, enfermedades del corazón, promueve una piel y cabello saludables, sin olvidar que aporta un aumento de la energía, y es un estupendo aliado contra el aumento de peso.

En ocasiones nada es más rico que un cerveza fría, pero, ¿puede ese tarro ser parte de un estilo de vida saludable? La rica bebida suele asociarse con un aumento de peso, pero no siempre es así.

No estamos diciendo que cambies las frutas y verduras por cerveza, pero disfruta de una en moderación puede en realidad ser una opción de bebida más saludable que un refresco o jugo artificial.

Es nutritiva

Esta conformada principalmente de lúpulo, cebada u trigo, así que la bebida suele contener los mismos nutrientes que los granos, que incluyen, vitaminas del complejo b, riboflavina, niacina y zinc. Una botella de cerveza puede contener hasta 96mg de potasio, 14mg de calcio y 48mg de fósforo.

Previene enfermedades

Un estudio sugiere que tomar cerveza moderadamente puede prevenir la osteoporosis, ya que es una buena fuente de silicio, que es importante en el crecimiento y desarrollo de los huesos. Además se ha descubierto que el xanthohumol – compuesto que se encuentra en el lúpulo – puede prevenir el cáncer, así como reducir los bochornos producidos por la menopausia.

Ligera

Incluso aunque no tomes cerveza ‘light’ un botella de 342 g con un porcentaje de alcohol del 5% tiene aproximadamente 140 calorías, las versiones dietéticas – que suelen tener menos alcohol – tienen entre 100 y 120 calorías.

Buena para la digestión

La cerveza, en especial al oscura, es una buena fuente de fibra soluble. La fibra juega un papel importante en el tránsito intestinal.

Reduce el estrés

El consumo moderado de alcohol ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, conocidos por contribuir a desarrollo de padecimientos cardiacos.

Previene el Alzheimer

Dos cervezas al día podrían alejar al Alzheimer, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Alcalá. La investigación sugiere que el silicio en la cerveza limita la absorción de aluminio en el cerebro, lo que resulta en una ayuda en la prevención de la enfermedad neurodegenerativa.

Buena para tus músculos

Los músculos se benefician de una sustancia en los lúpulos que ayuda a evitar el deterioro muscular.

¿A quien no se le antoja una barra de chocolate como un postrecito al final del día o una taza de chocolate caliente para bajar el estrés? Así es, este rico alimento tiene propiedades calmantes, pero ¿qué otros beneficios podemos encontrar en él? La nutrióloga Laura Romero del centro Nutrest y la dermatóloga Rossana Janina Llergo de la Fundación Mexicana para la Dermatología nos los dicen.

Beneficios nutricionales

1. El chocolate se obtiene mezclando azúcar con la semilla y manteca de cacao, el cual se conoce por ser un ingrediente antioxidante.

2. La sustancias principales de las que se compone el chocolate son: teobromina, cafeína, feniletilamina, anandamida, polifenoles como los flavonoles, lípidos, proteínas, vitamina B1, fósforo, calcio, entre otros.

A tu salud

3. La epicatequina, un polifenol, tiene un efecto cardioprotector: promueve la circulación sanguínea, incrementa la elasticidad de las paredes arteriales, reduce la presión arterial, así como la formación de las placas ateroscleróticas, eleva el colesterol bueno HDL, y mejora la resistencia a la insulina.

4. Ayuda al desarrollo de huesos y dientes, transporta oxigeno al cuerpo, provee energía, y ayuda a la creación de nuevas células

5. Por su actividad antioxidante tiene un impacto positivo en el funcionamiento cerebral y la memoria; en contra de la demencia y el Alzheimer.

6. Actúa contra la hormona cortisol para bajar el estrés, y este efecto se da también porque reduce la presión sanguínea.

Para tu belleza

7. Tiene una acción fotoprotectora en la piel al disminuir los daños causados por el sol y los radicales libres.

8. El chocolate oscuro o amargo por sus antioxidantes minimiza la aparición de signos de envejecimiento como las arrugas.

9. Ayuda a reducir la pérdida de agua, a promover la formación de colágeno, y por tanto contribuye a la hidratación celular para tener una piel más firme y suave.

10. Mejora el flujo sanguíneo en los folículos pilosos para un mayor crecimiento de cabello más fuerte y brillante.

La mejor forma de consumirlo

*Elige el chocolate oscuro, pues es el que tiene mayor cantidad de polifenoles, más que el chocolate con leche o blanco.

*Busca chocolates que contengan al menos 70% de cacao y en menor cantidad azúcares y leches añadidas, ya que estos disminuyen su pureza.

*Limita tu consumo de barras de chocolate a la semana, ya que suelen contener más ingredientes procesados.

*Si optas por un chocolate sin azúcar, verifica que el contenido de edulcorante no sea de más de 0.5 gramos de azúcar por porción. O bien, prefiere el cacao en su presentación natural como en polvo, es una gran opción para incluirlo en diferentes platillos y bebidas.

Tip de la experta: Un buen chocolate no debe dejar una sensación grasosa en el paladar porque puede contener grasa trans, no muy buenas para la salud.

Nutrióloga Laura Romero

laura@nutrest.com.mx

Dermatóloga Rossana Janina Llergo

rossana@dermoskinlaser.com

★ Cocina Fácil