La energía solar sigue superando todas las previsiones y las expectativas: se sitúa en los 6 centavos kilovatio-hora

En 2011, el Departamento de Energía de Estados Unidos puso en marcha la Iniciativa SunShot que trataba de reducir drásticamente los precios de la energía fotovoltaica para 2020. El Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) ha confirmado que ya se han alcanzado el 85% de los objetivos 2020. Entre ellos el más importante: el precio.

Hoy por hoy, en Kansas City (el lugar que se toma como referencia media en Estados Unidos porque tiene el número medio de hora de luz solar en el país) el kilovatio-hora se ha situado en 6 centavos. Y eso sin contar con las ayudas gubernamentales que reducen el costo de los paneles aún más. De hecho, esta cifra fue calculada teniendo en cuenta casos reales y precios de mercado.

La fotovoltaica más allá de las grandes licitaciones

Si habéis seguido la evolución de los últimos años en el precio de la energía foto, seis centavos el kilovatio hora nos habrá resultado demasiado espectacular. Hace un par de años, Emiratos Árabes ya concedió un enorme proyecto solar a ese precio (y las cifras no han hecho sino bajar desde entonces).

Sin embargo, esos proyectos son parques solares ‘industriales’ con una enorme capacidad (y eficiencia). Proyectos que, además, trataban de ajustar los márgenes al máximo. Los datos del NREL nos hablan de energía solar en el ámbito local y comunitario.

Radiografía de la energía solar

Según el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL), entre el primer trimestre de 2016 y el primer trimestre de 2017 el costo se redujo hasta un 29%. Todo ello, gracias a que el coste del hardware ha caído dramáticamente.

De esta forma, la mayor parte de los costes actuales se deben achacar a la mano de obra y a los gastos generales. Según el informe, en el primer trimestre de 2017, los costos de software representaron entre el 68 y el 41% de los costos totales.

El siguiente paso

Los datos del NREL dejan claro que la mayor parte de la reducción del costo de la energía se debe a la bajada propia del sector que es independiente de las medidas del Departamento.

Por lo que ya han anunciado el siguiente paso de la Iniciativa SunShot. Para 2030 se enfocarán más en la fiabilidad, la resiliencia y el almacenamiento en red de las tecnologías que en su precio. Si todo va como hasta ahora, no hará falta a esperar a 2030.

Fuente: https://www.xataka.com/energia/la-energia-solar-barata-da-el-salto-definitivo-para-popularizarse-y-se-situa-en-los-6-centavos-kilovatio-hora

Dinamarca bate el record de producción de energía eólica, mientras España bloquea su avance

Dinamarca es uno de los países que más han invertido en la implantación de plantas de producción de energía eólica, y ese esfuerzo está dando resultados: el 42% de su electricidad provino en 2015 de estas plantas, algo que la pone al frente de este sector en todo el mundo.

Esa producción tuvo notas destacadas, como el hecho de que en dos de las regiones danesas la producción no solo cubrió el 100% de las necesidades durante 60 días seguidos, sino que literalmente sobró energía que pudieron usar para exportar a otras regiones o países.

La situación contrasta con la realidad de nuestro país, donde la Reforma Energética ha supuesto un obstáculo casi insalvable para su avance.

Dinamarca muestra el camino a seguir

2015 fue un año especialmente ventoso en Dinamarca, algo que ha contribuido especialmente a este nuevo récord. De hecho los datos oficiales aclaran que dos de las grandes plantas situadas en el mar no han estado funcionales, lo que habría hecho que ese porcentaje del 42% hubiera ascendido al 43,5%.

Hubo un día especialmente singular: el 2 de septiembre Dinamarca operó sin necesidad de que las estaciones centrales de energía tuvieran que activarse.

Estas buenas cifras han demostrado la capacidad que tienen las energías renovables como la eólica a la hora de servir como alternativa a las energías tradicionales.

En España mientras tanto la Reforma Energética se une a temas como el de la legislación para el autoabastecimiento, algo que frena de forma evidente el impulso de las energías renovables.

A pesar de ello hay notas positivas, y como señalaban en SomosEolicos, la energía eólica es la más barata de España. Los 396 parques eólicos anteriores a 2004 -el 37% de la potencia instalada- no reciben incentivos tras la Reforma Energética, y eso que generan 18,7 TWh de electricidad, el 7,6% de toda la que se consume en nuestro país.

Un futuro incierto para las renovables y el autoconsumo en España

La energía eólica ha frenado su desarrollo claramente y ahora se sitúa en tercera plaza en ese segmento por detrás de la nuclear y el carbón cuando en 2013 fue la primera tecnología del sistema y en 2014, la segunda, algo que se confirma en el informe “El sistema eléctrico español – Avance 2015” de Red Eléctrica Española.

Eso, indican los organismos que tratan de apoyar su uso, supone un impacto negativo en la factura del consumidor:

La incertidumbre que existe tras las elecciones generales también afecta al futuro de este sector, ya que las propuestas de los distintos partidos eran diferentes y la situación actual no aclara qué tipo de pactos se realizarán en este sentido. Veremos si 2016 es un año de vientos favorables -y nunca mejor dicho- en este sentido.

Escusado que no requiere agua e incluso convierte los desechos en energía

En este momento cerca de 2.3 mil millones de personas en el mundo viven sin acceso a baños limpios, lo cual dentro de nuestra cómoda posición puede ser difícil de imaginar. Es por ello que científicos, de la Universidad de Cranfield han diseñado un nuevo escusado de bajo costo, que no requiere de energía y además produce energía que será probado el próximo año.

El invento, llamado Nano Membrane Toilet, ha sido financiado por la Fundación de Bill y Melinda Gates y ha estado en desarrollo durante los ultimo tres años. Si las pruebas iniciales resultan exitosas, la tecnología podría ser utilizad en cualquier lugar desde vehículos militares hasta yates de lujo.

En el núcleo de la operación del retrete hay una membrana de nanotecnología, que separa el agua vaporizada del resto de los desechos tras una sedimentación inicial.

Este proceso lo limpia para lavado de la casa o el riego en el campo al remover los patógenos mientras que el liquido está en estado de vaporización. Entonces nano perlas revestidas conllevan a la formación de gotas de agua limpias al otro lado.

Entonces, un sistema de tornillo de Arquímedes entra en acción para mandar las sobras a una segunda cámara, en donde serán incineradas y convertidas en calor y cenizas. Aunque los detalles de ésta segunda parte aún están siendo definidos, los diseñadores dicen que podrá producir energía suficiente para abastecer toda la operación, dejando un sobrante para cargar pequeños dispositivos móviles como una linterna o un celular.

La ceniza restante puede ser utilizada como un fertilizante, mientras que la tapa cerrada y un mecanismo de rotación prevendrá que escapen olores indeseados. Esto es un punto importante – ya que el mísero estado de mucho escusados en países subdesarrollados puede resultar en que las personas prefieran realizar sus necesidades afuera lo que puede derivar en problemas de salud e higiene.

Los creadores del escusado planean distribuirlo a través de un sistema de renta, lo que bajará los costos para los usuarios aún más. Todo parece ser que Ghana ha sido elegida para las primeras pruebas.

El diseño es uno de los finalistas del concurso Cleantech Innovative – un programa que da apoyo y reconocimiento a las mejores innovaciones en pro del medio ambiente de la industria en el Reino Unido. Por su parte los diseñadores piensan que Nano Membrane Toilet tiene el potencial de cambiar millones de vidas brindándoles acceso a baños asequibles y seguros.

Nuestra sociedad necesita migrar al uso de energías limpias, esto no es ninguna novedad, y desde hace varios años hemos visto como surgen todo tipo de desarrollos y proyectos que buscan que la adopción a estas energías sea de lo más sencillo, donde sin duda la energía solar es al día de hoy la opción más accesible para todo tipo de usuarios.

Tenemos dos formas de aprovechar la energía solar, por un lado tenemos los paneles solares que basan su funcionamiento en células fotovoltaicas, que son capaces de generar energía eléctrica gracias a que absorben parte de la luz solar.

Pero con la energía solar también podemos generar energía térmica, esto a base de concentrar luz solar en espejos, para calentar agua y producir vapor a alta presión para impulsar turbinas. Pero ahora, gracias a un nuevo proyecto, la energía solar podrá ser capaz de producir hidrógeno.

Hydricity, mejorando la energía termosolar

A pesar de ser las opciones más viables y populares de energía limpia, tanto la energia fotovoltaica como la termosolar se enfrentan a una seria de problemas en cuanto al aprovechamiento de la energía solar, por ejemplo, las células fotovoltaica sólo aprovechan una porción del espectro solar, pero funcionan con luz directa y difusa, mientras que las centrales térmicas sólo aprovechan la luz solar directa, pero con mayor longitud de onda del espectro solar.

Con esto en mente, científicos de Suiza y Estados Unidos han creado un sistema capaz de generar electricidad y combustible de hidrógeno al mismo tiempo, en algo que han bautizado como “Hydricity”, de hidrógeno y electricidad, algo que sería una gran avance dentro del aprovechamiento de la energía solar.

Al día de hoy, la energía termosolar presenta indices de eficiencia aún por debajo de lo que se obtiene con la fotovoltaica, pero con Hydricity se busca que esta energía sea la más eficiente, llegando a obtener niveles del 46% de aprovechamiento. Este sistema funciona a base de concentrar una temperatura de casi 725 ºC, mientras que las centrales térmicas operan en promedio en los 625 ºC, con este aumento en la temperatura, el agua se puede separar para extraer sus componentes, hidrógeno y oxigeno.

Con esta separación, el vapor seguirá impulsando turbinas, pero ahora la diferencia es que se tendrá acceso a hidrógeno como combustible, que servirá para generar electricidad al caer la noche, mientras no se recibe luz solar.

“Espejo de Tarapacá” es un proyecto que se llevará a cabo en el desierto de Atacama, la zona más árida del planeta. Gracias a un enclave y a unas condiciones únicas, se podrá construir a cabo una central hidroeléctrica que suministrará energía renovable a 3 provincias de Chile.

Encontrándonos en el año 2015, y a punto de pisar 2016, pocas cosas deberían sorprendernos de nuestra propia especie. En mi opinión, si retrocedemos tan sólo 100 años de los millones de años que llevamos pisando la tierra como homínidos, nos sorprenderíamos de lo que hemos conseguido. En perspectiva, hay muchos elementos sorprendentes, pero igualmente lo es poblar un desierto y convertirlo en un imperio como se hizo en Las Vegas. Lo es aún más si la base es Atacama, el desierto más árido del mundo, que alberga el telescopio Alma, y en él queremos llevar a cabo un proyecto de central hidroeléctrica como “Espejo de Tarapacá”.

Y sí, éste es una luz que guía hacia el futuro, ejemplificando que cuanto más difícil es el reto y más adversas parecen las condiciones, más adecuado puede ser un inhóspito paisaje. Según Francisco Torrealba, cofundador de Valhalla, la empresa que plantea el proyecto y que ha obtenido luz verde, el desierto de Atacama “es el único lugar del mundo donde se puede desarrollar un proyecto así”, y es que goza de un enclave único.

La explicación la encontramos en que el desierto cuenta con morfología montañosa y se encuentra muy cerca del mar, del que se planea aprovechar el agua sin cambiar de esta. Con esto y la radiación solar más intensa de la Tierra, que ayuda a generar una cantidad enorme de energía fotovoltaica, se construirá una central de bombeo que puede generar 300 megavatios, lo que supone poder alimentar tres provincias chilenas.

Teniendo en cuenta todos estos factores, comienzan a encajarse las piezas del puzzle. En primer lugar se construye un parque fotovoltaico que aproveche toda la radiación de la zona y acumule la energía obtenida para transportar el agua hacia dos embalses naturales que cuentan con una capacidad para albergar una cantidad de agua similar a 22.000 piscinas olímpicas. Dado que se pretende generar energía las 24 horas, por la noche el agua se dejaría caer por los mismos túneles que anteriormente transportaron el agua pendiente arriba (700 metros sobre el nivel del mar), produciendo esa fuerza mucha energía de manera continuada.

Como vemos, lo que a priori suena complicado, y no es nada sencillo, puede convertirse en algo que se lleve a la práctica. Lo que a priori puede parecer un contexto inútil y de nulo aprovechamiento, se puede convertir en todo un ejemplo mundial de la energía limpia y renovable, costando unos 400 millones de dólares, que afortunadamente suponen una cantidad baja gracias al aprovechamiento del paisaje.

La confirmación experimental de que los neutrinos poseen masa obligará a revisar el modelo estándar de la Física de partículas.

Casi todo lo que rodea a los neutrinos constituye un misterio, incluso su misma existencia. En 1930, el físico austriaco Wolfgang Pauli la predijo para resolver el problema de la desintegración beta, un fenómeno radiactivo en el que un átomo inestable emite o un electrón o su antipartícula, un positrón. Pauli esgrimió una razón de peso para afirmar que los neutrinos tenían que existir: de otro modo, una de las más sacrosantas leyes de la física, la conservación de la energía, no funcionaba para este tipo de desintegración.

Hoy sabemos que en el Sol se originan más de doscientos billones de billones de billones de ellos cada segundo. La cuestión es que los neutrinos son capaces de atravesar un muro de plomo de varios cientos de miles de millones de kilómetros de espesor como si fuera aire.

Para dar con ellos, se usan enormes detectores subterráneos. En esencia, la mayoría están compuestos por un enorme tanque de agua rodeado de fotorreceptores, unos sensores capaces de captar los débiles destellos de luz que aparecen cuando un neutrino choca con el núcleo de alguno de los átomos de las moléculas de agua.

Gracias a dos de estos ingenios, los físicos Takaaki Kajita y Arthur McDonald lograron determinar que los neutrinos poseen masa, lo que les ha valido el Nobel, aunque, como suele suceder, con ello han surgido otros interrogantes que, por el momento, los científicos son incapaces de explicar: si tienen masa, ¿por qué es tan pequeña? Y, sobre todo, ¿qué va a pasar con el vigente modelo estándar de la física de partículas, que asegura que no debería tenerla?

Todos los siglos tienen su pequeña o gran revolución tecnológica. Desde la imprenta hasta la aviación cada avance ha dejado profunda huella en nuestra vida. En el siglo XVIII llegó la máquina a vapor, el siglo XIX tuvo su bombilla, el siglo XX nos regaló internet y si tuviera que hacer de adivino y vaticinar cuál será el salto tecnológico que más influirá en nuestra sociedad en los próximos años, personalmente, apostaría por los nano-materiales.

Es cierto que sería una apuesta poco arriesgada puesto que, más que una visión de futuro, los nuevos materiales, como el grafeno o los nanotubos, hace tiempo que son el presente y cada día aparecen sorprendentes aplicaciones impensables solo unas décadas atrás.

Materiales capaces de absorber la mayor parte de la luz que reciben, finos cables que podrían elevar un ascensor hasta el espacio, nanotubos de carbono flexibles pero cien veces más resistentes que el acero, metales casi tan ligeros como el aire, delgadas fibras capaces de soportar el impacto de una bala o tejidos mágicos capaces de hacerte casi invisible.

Construcción, aeronáutica, ingeniería espacial, domótica, telecomunicaciones, transporte… las ventajas y utilidades de estos nuevos conceptos son interminables.

Pero lo que traemos hoy es simplemente espectacular. Los ingenieros de la compañía Boeing responsables de su invención lo han denominado “Microlattice” y es sin duda la estructura metálica más ligera que jamás se haya visto.

Es tan liviano por una sencilla razón: está compuesto de aire… un 99,9% de aire.

Diminutos tubos huecos, realizados a partir de una aleación de fósforo y níquel, entrelazados microscópicamente en forma de panel de abeja para aumentar su resistencia y que apenas llegan a los 100 nanómetros de espesor. Para que hagáis una idea utilizaré la metáfora más usada en estos casos: Estos nanotubos son 1.000 veces más delgados que un cabello humano.

Y aun así, es sorprendentemente resistente. Sophie Yang, una de las ingenieras responsables del proyecto, explica en el Magazine Vice que si envolviéramos un huevo en este fino material y lo lanzásemos desde lo alto de un edificio de 25 pisos, aguantaría sin problemas la caída.

Por supuesto, al ser Boeing la empresa responsable de este Microlattice, la primera aplicación que nos llega a la mente es la de utilizarlo para mejorar la industria aeronáutica. Los aviones que utilicen este nuevo material serán más rápidos, seguros y económicos. Sin embargo, un metal así puede revolucionar otros tipos de transporte incluyendo automóviles y sobre todo barcos… ¿Se imaginan barcos construidos a partir de un metal capaz de flotar?

Boeing ya tiene planeado incluir esta sorprendente microred metálica en un futuro cercano en la construcción de sus aviones como complemento y revestimiento en paredes interiores, suelo y asientos.

Hasta hace poco, el refresco era más barato que el agua embotellada en La Mancalona, un pueblo de la selva de la península de Yucatán en México. Al igual que en muchas comunidades remotas, el agua potable era casi un lujo para los agricultores locales.

Ahora, gracias a un sencillo sistema diseñado por investigadores del MIT en los EE.UU., los lugareños pueden purificar el agua por su cuenta mediante el aprovechamiento de otro recurso disponible para ellos en grandes cantidades, la energía solar.

“Este es un nuevo paradigma del suministro de agua potable para las personas que lo necesitan”, aseguró Steven Dubowsky, profesor del MIT.

El sistema de purificación de agua consta de dos paneles solares que generan electricidad, utilizada para alimentar un conjunto de bombas de agua, que a su vez impulsan el agua a través de un filtro de membranas semi-porosas. Estas membranas ayudan a filtrar los sólidos disueltos y contaminación biológica. La tecnología se conoce como ósmosis inversa.

Al igual que en muchos lugares del mundo, las aguas subterráneas en La Mancalona, es bastante salada. Con el uso de este nuevo método, los habitantes de la pequeña aldea son capaces de purificar tanto el agua de lluvia y el agua salobre que se encuentra en su pozo local, produciendo alrededor de 1,000 litros al día, que es suficiente para abastecer a una población de alrededor de 450 personas.

Los agricultores de las aldeas remotas son muy útiles, por lo que el principal desafío en realidad era la barrera del idioma para entregar las instrucciones en Inglés traducidas al dialecto de Yucatán local.

El mantenimiento parece ser demasiado fácil, los técnicos locales son capaces de cambiar las lámparas ultravioleta y filtros de agua que ponen a prueba la calidad del agua, y tampoco tienen problemas para reemplazar las baterías.

El sistema de purificación también se ha convertido en un gran negocio impulsado por la comunidad. Durante casi dos años los residentes, han estado comprando botellas de 20 litros de agua purificada por un precio que han elegido ellos mismos, cinco pesos por botella. Por lo general, el agua se vendía por alrededor de 25 pesos y sólo estaba disponible en la ciudad más cercana, a casi una hora de distancia.

Esta tecnología funciona con energía solar está construido de una manera que hace que sea fácil de adaptarse al medio ambiente local, y se puede emplear una variedad de métodos de purificación, incluyendo electrodiálisis y nanofiltración.

Los principales recursos energéticos son limitados y, por lo tanto, pueden agotarse. El futuro de la sociedad esta puesto en soluciones que hoy Grupo Sinotek le brinda.

Grupo Sinotek provee la más amplia gama de soluciones en el área de las energías limpias y tecnologías de uso energético eficiente para la industria, partiendo desde la fase inicial del desarrollo de un proyecto, pasando por su ingeniería, construcción, puesta en marcha, mantenimiento y operación, de ser necesario.

https://www.gruposinotek.com/energias-alternativas/

El proyecto de mapping llamado ‘Bioluminiscent forest’ fue creado por Friederich van Schoor y Tarek Mawad.

Los artistas pasaron seis semanas en el bosque, fascinados por el silencio y los fenómenos de la naturaleza, en especial por la bioluminiscencia.

Su video utiliza como personaje al bosque, acentuando su belleza natural por medio de la creación de magnificas plantas luminiscentes y brillantes hongos y criaturas con la ayuda de proyectores.

Mapping es una técnica que consiste en crear imágenes o videos que se proyectan sobre objetos tridimensionales convirtiéndolos en una pantalla de vídeo dinámica. Esta técnica modifica la apariencia propia del objeto tridimensional o espacio utilizado como pantalla o escenario para lograr los efectos deseados por el artista. El resultado es rico en sensaciones visuales y auditivas

Para más información visita bioluminescent-forest.com

Los centros de datos integrales no son solo una solución técnica, son una solución de negocio. Como resultado, ofrecemos una opción que integra todos los sistemas de un centro de datos tradicional pero de una manera escalable y flexible.

Características:

•  Los componentes modulares permiten una fácil conexión entre ellos.
•  Es escalable y flexible para cumplir con las demandas futuras de crecimiento y/o cambios de espacio.
•  No requiere construcción de ningún tipo. Únicamente la instalación del módulo integral.
•  Alta eficiencia energética y el requerimiento de una pequeña infraestructura.

-Visite este enlace para más información-

Un equipo de científicos de la Universidad de Ohio (EEUU) ha creado la primera batería solar del mundo. Este nuevo hito en energía solar ha sido publicado en la revista Nature Communications.

Lo innovador de este invento es que, por primera vez, ha sido posible la combinación de una batería con una célula solar, resultando un dispositivo híbrido completamente funcional. El dispositivo ha sido creado con un panel de malla solar que permite que el aire entre en la batería y, por otro lado, un proceso especial para la transferencia de electrones entre el electrodo de la batería y el panel solar. Así, la luz y el oxígeno que penetran en la batería híbrida facilitan que se produzcan reacciones químicas que cargan la batería.

“El estado de la técnica era usar un panel solar para capturar la luz, y luego usar una batería barata para almacenar la energía. Hemos integrado las dos funciones en un solo dispositivo. Cada vez que se haga, se reducirán los costes en un 25%”, afirma Yiying Wu, creador del invento.

Gracias a este nuevo diseño de batería solar, la luz se convierte en electrones dentro de la batería, por lo que al no tener que viajar éstos entre una célula solar y una batería externa, casi el 100% de los electrones quedan guardados. “Básicamente, es una batería de respiración. Inspira el aire cuando se descarga, y exhala cuando se carga”, explica Wu.

El funcionamiento de la batería es por tanto muy sencillo: la luz golpea el panel solar y crea electrones; luego, los electrones junto con la descomposición química de peróxido de litio en iones de litio y el oxígeno presente que se libera en el aire, los iones de litio quedan almacenados en la batería como metal después de capturar los electrones.